Algo bueno que contar

por | Ago 26, 2021 | PIC

….Fuente de Salvación es un pequeño grupo de adoración (PIC o Casa de Paz) que inició en  febrero del presente año, a raíz de un grupo de nuevos cristianos que se reunían desde septiembre del año pasado, liderado por la hermana Carmen Salmeron, en la comunidad de Brisas del Aeropuerto, Maturín, Venezuela. Monagas, donde se ubica la ciudad de Maturín, es uno de los estados que ha tenido el mayor contagio por COVID según cifras oficiales, pero esto no ha sido obstáculo  para seguir extendiendo el Reino, puesto que pese a las restricciones los hermanos se están reuniendo en pequeños grupos, respetando las medidas de bioseguridad establecidas, promueven caminatas de oración en las comunidades y supervisan que las medidas tomadas sean en bienestar para los miembros y líderes de grupos, con buenos resultados.

La pastora Luisa Elena Poleo, el pastor César Daniel Bermúdez, entre otros visitaron algunos de estos grupos PIC que se reúnen en la comunidad, descubriendo que habían muchas personas deseosas por ser bautizadas y obedecer así a Dios, pero las restricciones no se lo habían  permitido y como tradicionalmente los bautismos se habían realizado en bautisterios, piscinas o ríos y, en algunos casos, las personas deben pasar por procesos de entrenamiento y clases de bautismo para estar preparados, el anhelo y decisión de estos nuevos creyentes se vería postergado.

Sin embargo, este jueves 19 de agosto de 2021, la hermana Ofelia Carmona a sus  82 años de edad, una persona muy tranquila y querida por sus vecinos, madre de la hermana María Martínez, quien le compartía el evangelio esperando a que su mamá diera  el paso de querer conocer más de Jesús, finalmente accede a participar de un grupo  PIC llamado “Fuente de Salvación”, allí  recibió a Cristo hace un tiempo atrás y ese día manifestó su deseo de ser bautizada.

“…la hermana Ofelia Carmona a sus  82 años de edad, una persona muy tranquila y querida por sus vecinos, madre de la hermana María Martínez, quien le compartía el evangelio esperando a que su mamá diera  el paso de querer conocer más de Jesús”:

En respuesta a la voluntad de obediencia manifestada por la hermana Ofelia, los líderes de su PIC organizaron lo que fue su bautismo sin más preámbulo, el que se desarrolló  en su propia casa mediante afusión o derramamiento de agua.  Durante este acto se contó con la presencia y apoyo de los familiares de la hermana Ofelia y otros miembros del grupo de PIC siendo testigos de su felicidad, ya que por razones de salud y a pesar de las restricciones ocasionadas por la pandemia no creía posible ser bautizada.  Logró cumplir el deseo de su corazón  siendo obediente al llamado de Jesús, puesto que  ella sabe la importancia del bautismo como testimonio ante Dios y los hombres de reafirmar su creencia.  Realizado el bautizo culminaron en comunión compartiendo  la Santa Cena.

En Marcos 16:16 dice: El que crea y sea bautizado será salvo, esto es sin importar si es niño, joven, adulto o de años dorados y si el bautismo se realiza en verano o invierno, al aire libre o en otro lugar, lo fundamental es creer que esta promesa es real y verdadera para todos/as, a pesar de las circunstancias y las restricciones a nivel mundial,  podemos obedecer  a Dios y seguir impulsando el crecimiento de nuevos creyentes, más aún impulsar su bautismo puesto que nada lo impide.

Mateo 28:12

“Ustedes vayan y hagan más discípulos míos en todos los países de la tierra. Bauticenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.