Adolescentes tras la felicidad

por | Sep 24, 2021 | PIC

¿Cuántos jóvenes a diario buscan encontrar algo que les ayude a sentirse felices?, sin embargo,  no siempre logran conectar con esa tan anhelada felicidad y si la encuentran puede ser muy pasajera, pudiendo llevarlos a decisiones que incluso podrían arruinar sus planes.  Y es que esa fugaz etapa de la vida en que aún se es adolescente podría ser una de las más difíciles para abrazar la esperanza en Jesús, como fuente de plena felicidad, no obstante en Tarma, Perú están siendo testigos de un creciente despertar de la fe en jovencitos/as que sí están buscando ser felices cerca de Jesús.

En la localidad de Huaricolca en medio de la Sierra peruana al centro del país, se ubica una floreciente Casa de Paz juvenil impulsada por la Iglesia Jesús El Buen Pastor, que ha abierto sus puertas a adolescentes, una de ellas es Solider Rosales Arias quién ha comenzado a asistir a las reuniones de juveniles aprendiendo las enseñanzas de Jesús que han encendido la fe en su corazón permitiéndole captar que su vida tiene un noble propósito por el cual vale la pena vivir.  En respuesta al amor de Dios, ha iniciado sus primeros pasos en compartir sus experiencias de lo aprendido con amigos y comprometiéndose aún más profundo en su relación personal con Jesús ha decidido dar señales de su nueva vida queriendo bautizarse próximamente.

(Mélany)

El movimiento de PIC (Plantación de Iglesias Comunitarias) en Huaricolca, ha sido una oportunidad para traer transformación a muchos juveniles de la comunidad, quienes en búsqueda de ser feliz, como Mélany Rodríguez L. de 12 años de edad, otra jovencita de la comunidad han comenzando a ver a Dios actuando de manera sorprendente en sus vidas.  Ella había oído de Jesús desde pequeña junto a sus hermanos, sin embargo, debió partir de la zona por cambios laborales de su padre.  Pero Dios en su bondad creó una oportunidad para que Mélany fuera encontrada e iniciar un proceso para conocerlo que ha sanado su corazón de tristezas que guardaba.  Tras  retornar junto a su familia a Huaricolca y a través de redes sociales inicia un contacto con el pastor Oscar de la Iglesia Jesús El Buen Pastor, quien la invita a ser parte de la casa de paz juvenil  para conocer a Dios, accediendo ella de inmediato. Actualmente se mantiene aprendiendo a obedecer  los mandamientos de Jesús en sus reuniones semanales que se desarrollan virtualmente, agradecida porque Dios la ha ayudado en sus logros escolares y lo ve interviniendo también en algunos conflictos de su vida familiar, donde puede afirmar que “Dios le está ayudando a perdonar”.  Mélany está comenzando a vivir nuevas experiencias como la oración y por medio de ella “le pide a Dios que toque a sus familiares porque desea que ellos también tengan una buena vida”. Ha probado el amor de Dios que ha comenzado a transformar su vida adolescente y se encuentra motivada compartiendo las buenas noticias de esperanza en Jesús con sus amigos, orando por ellos para que también puedan encontrar una vida feliz con Jesús como la ha comenzado a vivir ella.

Como ves Solider y Melany fueron tras la felicidad y la encontraron en Jesús, así también tu puedes correr a sus brazos y lejos de perderte en el camino, serás guiado en la esperanza de ver cambios en tu vida y alrededor.  Atrévete a conocer más a Jesús, no tienes nada que perder y mucho que ganar.

Noche de Paz

Noche de Paz

Navidad es tiempo de villancicos, es probable que uno de los preferidos de la mayoría es ‘Noche de Paz’. Muchos…