Tiempo de cosecha

por | Mar 19, 2021 | PIC

El 2020 fue un año insólito, pero para el Pastor Sebastián Carballo, fue un tiempo de cosecha. A través de un plan evangelístico que se implementó en la ciudad de Montevideo, Uruguay, en el mes de octubre, Sebastián y su equipo de PIC pudieron llevar el mensaje de salvación a la comunidad de barrio Parque Batlle, compartiendo de Jesús a través de testimonios personales, atendiendo a niños del sector y mostrándoles el amor de Dios.

Este hermoso equipo pudo ver la mano de Dios proveyendo los recursos necesarios para trasladarse desde la ciudad de Durazno, que es donde reside el pastor y demás miembros de la iglesia, hasta la ciudad de Montevideo, donde cada sábado compartían y llevaban a cabo el evangelismo. Como parte de la visión de Plantación de Iglesias Comunitarias (PIC), durante cuatro sábados, el equipo desarrolló planes de preparación y estudio en los que involucró a miembros de la iglesia y la comunidad que estaba siendo atendida. “Fue algo lindo que pasó” dice con alegría el pastor Carballo.

La preparación del equipo evangelístico fue algo fundamental. Como parte del trabajo previo a las jornadas de evangelización, los miembros de la iglesia fueron entrenados para compartir su historia y la historia de Dios.

El trabajo de los hijos de Dios no es en vano; Gálatas 6:9 nos anima a que: “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.” Y es así como este equipo evangelístico pudo ver frutos de ese movimiento que llevaron a cabo, viendo cómo una familia venezolana, los Figueira, residentes del barrio Buceo, sector aledaño al barrio Parque Batlle, abrió  su corazón a Cristo y también las puertas de su hogar para iniciar una Casa de Paz.

este equipo evangelístico pudo ver frutos de ese movimiento que llevaron a cabo, viendo cómo una familia venezolana, los Figueira, residentes del barrio Buceo, sector aledaño al barrio Parque Batlle, abrió  su corazón a Cristo y también las puertas de su hogar para iniciar una Casa de Paz.

La labor del Pastor Sebastián ha sido imparable y ha seguido de cerca el avance de esta Casa de Paz, trasladándose desde la ciudad de Durazno hasta Montevideo para apoyar en el desarrollo de esa familia que ha sido de bendición.

El anhelo del pastor Carballo para este año 2021 es seguir involucrando a miembros comprometidos de su iglesia local para  continuar creciendo y cumpliendo la visión de la Plantación de Iglesias Comunitarias en Uruguay. Sebastián entiende que el plan de Dios para Latinoamérica es impulsar Casas de Paz, alcanzar familias y comunidades para Cristo, desarrollando líderes eficaces que lleven el mensaje de salvación y además, puedan formar a otros líderes para que el reino de Dios se extienda.

 

¿Le gustó esta artículo? Compártalo con alguien.