Hechos 30

por | Abr 2, 2019 | Hechos 30, PIC

Tomo una taza de café, me siento en la sala y abro mi Biblia. ¿Mi lectura? el libro de Hechos. Este es uno de los libros más fascinantes de todas las Escrituras. Las historias que nos cuenta son realmente emocionantes. Sanidades, vida en comunidad, viajes con peligros y mi parte favorita, repetidas historias sobre cómo fueron llenos del Espíritu Santo.

En definitiva, es un libro inspirador para alguien que está comprometido con impulsar y sostener un movimiento bíblico que alcance Latinoamérica para Cristo. Es un libro que hace saltar el corazón de gozo al pensar que esas historias pueden seguir ocurriendo en nuestros días. Es un libro que hace creer que, así como el Espíritu y cientos de cristianos obedientes a su guía transformaron su mundo, nuestros países latinoamericanos pueden ser restaurados.

“..así como el Espíritu y cientos de cristianos obedientes a su guía transformaron su mundo, nuestros países latinoamericanos pueden ser restaurados.”

Sin embargo, mi lectura hoy es sobre el último capítulo. Un sorbo de café y termino de leer. Un poco de desilusión queda ante mí. He terminado el libro, pero el final no es todo lo que esperaba. Honestamente, parece que el autor no pudo terminarlo. En oración voy ante el Señor y le transmito mi inquietud. La respuesta viene en forma de recuerdo.

Hechos 1:8 dice: “…serán mis testigos…hasta los confines de la tierra”. ¡El libro no pudo terminarse porque aún no habían llegado hasta los confines de la tierra!

La iglesia de todos los tiempos ha seguido escribiendo el libro de Hechos. Cada vez que entramos a un nuevo territorio, cada vez que alcanzamos un nuevo grupo étnico, cada vez que abordamos una nueva tribu urbana, cada vez que una nueva familia es restaurada, cada vez que comenzamos una Casa de Paz, continuamos escribiendo el libro. Por dos mil años la iglesia ha estado escribiendo Hechos 29.

 

La iglesia de todos los tiempos ha seguido escribiendo el libro de Hechos.

Hechos 30 es la ventana dentro de nuestro sitio web en la que encontrará reportes de lo que el Espíritu está haciendo en, con y a través de la IML latinoamericana por medio de personas obedientes a su guía. En este espacio verá historias de ministerio, entrevistas a líderes, artículos de ocasión y temas sobre identidad. El nombre es un reconocimiento de dos asuntos: primero, que la misión comenzada por los apóstoles continúa hasta nuestros días; segundo, solo podremos impulsar este movimiento parándonos sobre los hombros de las mujeres y hombres que nos precedieron tanto en la Biblia como en la historia de la iglesia.

Oramos que Dios use este espacio para inspirarnos a ser parte de Hechos 30 en la IML Latinoamérica. 

 

¿Le gustó esta artículo? Compártalo con alguien.

John Jairo Leal es presbítero del Distrito Misionero de Colombia y está sirviendo como Coordinador de Plantación de Iglesias Comunitarias en Latinoamérica.