Volver a nacer

por | Jul 27, 2021 | Multiplicar Discípulos

De las estaciones del año, una de las más interesantes es la primavera, ya que es el período de renacimiento y renovación de los árboles luego de haber superado un difícil período de invierno, largo y gélido. Es el tiempo en el que la vitalidad vuelve a los árboles, sus hojas vuelven a crecer, algunos florecen, otros reverdecen, como si volvieran a nacer. ¿Sabías que muchas personas pueden estar viviendo un verdadero invierno en este momento? pero es posible mantener la esperanza de llegar a su primavera, como le ocurrió a Steven Hinostroza Porras, un adolescente de 12 años, quien vive en la ciudad de Tarma, una localidad ubicada en la sierra peruana, quien disfrutaba pasar la mayor parte de su tiempo practicando juegos a través de la internet, aunque no lo hacía sentirse feliz, por el contrario, manifestaba estar estresado y persistir en sentimientos de tristeza e incomprensión… Steven no se sentía amado, era su época de invierno. 

Su vida cambia cuando motivado por aprender de la palabra de Dios, accede a participar en encuentros que se realizaban en  una de las  Casas de Paz en Tarma. Allí, aprendió que todos los seres humanos tienen necesidad de Dios en sus corazones para desligar de sus vidas acciones de pecado. Descubrió, además,  que es amado por Dios, que tiene un propósito para vivir, una nueva identidad. Con toda certeza Steven da “gracias a Dios porque le dio una nueva vida” Steven, reconoció haber sido impactado por el sacrificio de amor de Jesús al morir en la cruz, comprometiéndose cada día más en su proceso de discipulado entendiendo un poco más de las escrituras y viendo como un reto ir practicando lo que va aprendiendo. Así, tomó la decisión de abrir su corazón para permitir un cambio en su vida a través de Jesús y su fuerza renovadora. Este joven se siente muy agradecido porque a través de Jesús puede recibir el regalo del perdón y la oportunidad de seguir fortaleciendo su fe. Escuchando cómo obedecer los mandamientos de Jesús durante  sus encuentros en la Casa de Paz  y como muestra de arrepentimiento por todas aquellas malas acciones que pudo haber practicado antes decide bautizarse, viviendo agradecido porque ahora tiene una nueva vida.

“Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva.” (Romanos 6:4, NVI)

Actualmente, se mantiene en el proceso de discipulado, donde continúa aprendiendo y asumiendo el reto de poner en práctica todo cuanto aprende.  Steven se siente comprometido en la tarea de multiplicación, queriendo  compartir con otros lo que ha recibido y hacer nuevos discípulos.

Como puedes ver, cada día es una nueva oportunidad para volver a comenzar, pues Jesús ha abierto un camino de esperanza donde se puede recibir perdón, salvación y también compartir su gloria. Es tiempo de dejar que aquellas cosas que están siendo obstáculo para conocerle y acercarse a él se derritan como nieve en invierno y dar paso a un tiempo de renovación, a un nuevo nacimiento… dar paso a la primavera también para ti.

 

¿Le gustó esta artículo? Compártalo con alguien.