Entrenamiento exitoso de PIC en el Perú

por | Jun 25, 2019 | Hechos 30, PIC

La líder del distrito, Geovanna Chávez, ama a su país. Ella compartió su visión para Perú con los pastores y líderes reunidos a principios de junio en Lima: restauración que da vida a través de la fe en Jesús, multiplicando iglesias sanas y desarrollando líderes piadosos.

Esa fue la motivación para que treinta y seis representantes de doce Iglesias Metodistas Libres de tres regiones del Perú se reunieran en Lima para: aprender cómo plantar iglesias de manera efectiva y desarrollar líderes utilizando el método de Plantación de Iglesias Comunitarias.  

Esa fue la motivación para que treinta y seis representantes de doce Iglesias Metodistas Libres de tres regiones del Perú se reunieran en Lima para: aprender cómo plantar iglesias de manera efectiva y desarrollar líderes utilizando el método de Plantación de Iglesias Comunitarias”.

El Perú es un país de gran extensión. Saliendo de su casa, si la pastora Geovanna quisiera llegar a la iglesia más alejada de la red, tardaría más de treinta horas en autobús para llegar. Poder reunirlos a todos durante 2 días para el entrenamiento fue un gran esfuerzo del distrito peruano, que demostró un gran compromiso al sacrificar tiempo y dinero por la causa de Cristo. No hace falta decirlo, saludos cálidos y reuniones alegres de amigos que no se habían visto durante mucho tiempo sobresalieron el primer día, también las conversaciones más respetuosas de amistades recién hechas.

Cada día se dedicó en adoración, oración, tiempos de capacitación, momentos de testimonio, compartir ideas de trabajo entre los grupos de la iglesia local y el desarrollo de planes de trabajo individuales para el próximo año.

Para el segundo día, el entusiasmo era palpable, los planes se hicieron, se presentaron y fueron mejorados. Las redes de comunicación se habían renovado y establecido, y el grupo concluyó con un tiempo de acción de gracias en torno a la mesa del Señor, celebrando a Aquel que sacrificó todo por nosotros.

 

Cada día se dedicó en adoración, oración, tiempos de capacitación, momentos de testimonio, compartir ideas de trabajo entre los grupos de la iglesia local y el desarrollo de planes de trabajo individuales para el próximo año.

Muchos dieron su tiempo, talento y dinero para hacer de este evento un gran éxito. Entre ellos, una mención especial pertenece a David y Yeya López, John Jairo Leal, Casto Rojas, y la Iglesia Metodista Libre de Quincy (que ayudó a financiar los costos), entre los muchos otros que cocinaron, organizaron, enseñaron, dirigieron la adoración y alentaron a la iglesia en Perú.

¿Le gustó esta artículo? Compártalo con alguien.

Glenn Lorenz sirve al equipo de liderazgo de América Latina como Coordinador del Área para la Formación Pastoral. Él y su familia viven en Costa Rica. 

Translate »